Archivo por meses: mayo 2015

APOYEMOS NUESTRO JAZZ EN VERANO

No hace mucho estuve intentando vender alguno de los grupos y músicos de jazz español que llevo en MANAJAZZMENT, que son muchos y buenos, en un festival “inter” nacional. Algunos de esos grupos y músicos son muy buenos, y algunos son historia viva del jazz nacional.

El no de un programador vino acompañado de un hilarante “es que el jazz español no tiene capacidad de convocatoria”.  No quise entrar en detalles al respecto de quién convoca y de quién es la responsabilidad de llenar o no un local (de la dimensión que sea). Estoy harto de discutir con organizadores de conciertos que pretenden delegar esa responsabilidad en los grupos.

Pero lo más chocante de todo es que echabas una visual por los carteles de dicho festival que empapelaban el despacho, y lo más cercano que veías de “jazz” español era el Cigala unos cuantos años atrás. Pero vamos, que no hace tanto pudimos ver a Sabina y Serrat como casi únicos representantes epañoles en uno de los grandes festivales de jazz del verano (a estos dos les faltará jazz, pero no creo que les falte poder de convocatoria). Y sin ir más lejos, otro de los grandes acontecimientos estivales en torno al jazz de este año tiene como únicos representantes españoles en su programa a… Estrella Morente y el Niño Josele. Creo que con esto quedan retratados y todo dicho.

Como programador y como director de una agencia de management, estoy sencillamente hastiado de la poca presencia del jazz nacional en los grandes festivales, mucho más cuando en el nacimiento de estos festivales, hace unos cuantos años, tiraban de estos grupos para ir haciendo festivales y carteles de cierta relevancia. Claro que, y esta es mucha parte de la problemática, los grupos españoles y las pequeñas agencias que nos dedicamos a gestionar sus agendas no dejamos suculentas mordidas en las manos correspondientes. Hay que contratar grupos de miles de euros para que toque algo en el reparto de las comisiones.

Valga como anécdota que algún programador estaba dispuesto a gastar (en el más puro sentido de la palabra) en torno a seis mil euros para fletar un charter y poder tener a tiempo a un artista, pero no estaba dispuesto a invertir cuatro mil en uno de los mejores músicos de jazz español de todos los tiempos.

Que disfrutéis del jazz americano estival que se paseará por España, pero hacedme un favor, de vez en cuando, mirad las programaciones como quien se lee el programa de un partido político, y si por un casual podéis disfrutar de uno de los buenos grupos de jazz españoles en algún recinto singular de los que solo están reservados para las “figuras” extranjeras, aprovechad e id. Apoyemos nuestro jazz en verano.